JORGE ZEPPA

Jorge Reynaldo Zeppa nació el 7 de marzo de 1946 y defendió el arco Verdinegro durante una temporada, en 1968. Llegó desde Arsenal al club que era hincha y al barrio donde vivía, para poner el nombre de Nueva Chicago en lo más alto del fútbol argentino.

El Torneo de Primera B se jugó en dos fases. La denominada “Clasificatoria”, en una rueda de partidos, en que Almagro, Chicago (invicto en 18 partidos), Unión y Morón clasificaron al “Reclasificatorio”. Ahí se sumaron los últimos seis de Primera, por seis lugares en la “A”.

Por entonces dos arqueros de selección se disputaban el record de valla invicta. El de River, Amadeo Carrizo, lo tenía en 769 minutos. Poco después Antonio Roma, de Boca, llegó a 785. Por entonces, a los ‘6 del ST Zeppa recibe un gol en el empate con Estudiantes (BA).

A partir de ahí, victorias frente a Arsenal, Defensores de Belgrano, San Telmo (todas 1a0) y Excursionistas (2a0). Para finalizar la etapa clasificatoria en el empate en cero con All Boys. Ya en el Reclasificatorio empató con Morón (0-0) y le ganó a Almagro (2-0) y a Ferro (3-0). Jorge Zeppa había llegado a 759 minutos sin goles.

De local Quilmes salió con todo, sin embargo, sobre los 12 minutos llegó a la gloria: era el nuevo arquero récord en el fútbol argentino. A los ’38 minutos Bertolotti venció el arco “Verdinegro” y luego fue 4 a 0 para el “Cervecero”. Jorge Zeppa llegó a 797 minutos.

Su padre fue cantor de tangos y siguió por ese camino, en que compartió escenarios con grandes cantores. En un homenaje a los subcampeones del ’58 y ’61 en el Polideportivo le puso su voz y hasta el comienzo de la pandemia, se presentaba en distintos shows.

✍️ Julio Cordara